miércoles, 9 de abril de 2008

ARGAZKI-BASO: "LOS LATIDOS DEL BOSQUE" EXPOSICION FOTOGRAFICA ITINERANTE

Un bosque es algo mucho más complejo que un conjunto de árboles; es un conjunto de seres vivos interrelacionados entre sí que se asientan en un medio físico y todo ello se encuentra en perfecta armonía. "Los latidos del bosque" pretende mostrar una parte de la belleza que atesora este entorno, divulgar su importancia y apoyar la conservacion que tanto merece.

PAGADIKO LAINOA (Jon Maeso)
Es invierno y el bosque caducifolio parece muerto. La poca fauna existente está sumida en un profundo y largo sueño. Rafagas de viento atraviesan violentamente las ramas desnudas del arbolado rompiendo el silencio. La niebla circula velozmente y tal como viene, se va, lo que da lugar a un ambiente misterioso e intranquilo.

AFERRADOS AL VACIO (Javier Alonso Torre)
Aferrados a la vida, los árboles clavan sus raices en la tierra, ejerciendo de tenazas naturales, sujetando el suelo con fuerza.

MAKUR (Jon Maeso)
A mayor altitud, las coníferas soportan la adversidad del duro clima alpino. Cuando cesa la fuerte ventisca se descubren siluetas fantasmagóricas en las cercanías del Gorbea.

ATRAPADA (Jon Maeso)
El hielo crea escalones con formas caprichosas que inspiran a cualquier artista. Una hoja transportada por el viento queda atrapada y adjudico este motivo para componer una nueva imagen.
TRASMOCHAS (Jon Maeso)
El hayedo de Eguiriñao es el más mas alto de la zona del Gorbea. Sus formas no son naturales. Es fruto de una antigua práctica de poda denominada trasmocheo; un antiguo método de aprovechamiento forestal relacionado con el carboneo. Tras el abandono de esta labor, este paisaje tiene los años contados pues los ejemplares son vencidos por el peso excesivo de la parte aerea, que el pequeño tronco base no puede soportar. Las zonas espuestas al viento son las mas vulnerables.

NARCISO (Jon Maeso)
Las primeras flores del bosque son tempranas. Se apresuran antes de que salgan las hojas del frondoso hayedo y estas les priven de luz. Este suceso ocurre en el mes de febrero, siendo el mas vistoso despues del crudo invierno. El suelo de este robledal se cubre de narcisos creando un paisaje espectacular. Estos desaparecerán de la vista en menos de un mes quedando a expensas del sustento del bulbo; una buena despensa con nutrientes y humedad para pasar la mayor parte del año bajo tierra.

DIENTE DE PERRO (Jon Maeso)
El diente de perro (Arctostaphyllos dens-canis) aporta otro toque de color y, a pesar de su pequeño tamaño, tambien causa admiración.

DESPERTAR (Jon Maeso)
Las yemas de las hayas explotan a finales de Abril sacando a la luz sus nuevas hojas. Este árbol es el más perezoso, y más aún los ejemplares que se encuentran a mayor altitud.

FOTOSINTESIS (Jon Maeso)
Las hojas harán de paneles solares captando la máxima cantidad de luz y transformándola en energía para realizar la fotosíntesis. Así el árbol pegara un estironcillo otro año más, ¡otro nuevo anillo en el tronco!
ARCO DE LUZ (Javier Alonso Torre)
Las primeras luces del día le dan un aspecto mágico al bosque. La sinfonía de cantos primaverales de los pequeños pajarillos como el carbonero, herrerillo y petirrojo interrumpen el silencio crepuscular.

PAGADIKO ARGIA (Jon Maeso)
La temperatura va ascendiendo y la humedad del suelo se va evaporando, lo que crea una ligera neblina que es atravesada por los rayos del sol. De esta forma se generan proyecciones que penetran hasta el interior del hayedo, creando un ambiente mágico.

VIDA (Javier Alonso Torre)
Cuando muere un árbol, el tronco cae inevitablemente. Está muerto, pero genera una gran cantidad de vida. En él habitan infinidad de especies tanto vegetales; líquenes, musgos, helechos, plantas y ¡hasta arboles!, como animales (insectos descomponedores, lirones, ardillas, martas y garduñas, aves, etc.) manteniendo cierta armonía. Se podría definir como un mini ecosistema.

HORI-BELTZA (Jon Maeso)
Un pequeño ser destaca en el suelo, sus vivos colores indican precaución pues está protegido por una buena defensa; los flujos irritantes que segregan sus glándulas. La salamandra detesta el sol directo y la humedad es imprescindible para lubricar su sensible piel. Por eso vive enterrada entre el musgo y la hojarasca saliendo solamente en los días de niebla y en las noches húmedas. Solo acude a las charcas cada primavera para sacar a la luz sus larvas ya eclosionadas.

UR EDERRA (Jon Maeso)
Incluso en la época estival, los ríos fluyen formando un ecosistema permanente para todas las especies animales y vegetales que en él habitan. Tras esta cascada está escondido el nido del mirlo acuático, allí se encuentra a salvo de los depredadores. Es una ave curiosa porque parece que físicamente no está adaptado al medio acuático pero los pollos aprenden a nadar antes que a volar y el 100% de su alimento lo extrae del interior del agua, como por ejemplo unas larvas llamadas tricótelos que no toleran la contaminación.

HOJAS SOBRE EL LAGO (Javier Alonso Torre)
Nuestra vista percibe un mayor número de tonalidades y se respira un aire fresco, es el comienzo del otoño.

DISTINGUIDA (Jon Maeso)
Los colores de esta hoja tan singular destacan entre la parda hojarasca. La agalla foliar creada por un insecto para depositar sus huevos, ha provocado una deformidad pigmentaria y es la causante de esta peculiar creación.

ESPLENDOR (Javier Alonso Torre)
Los árboles son capaces de crecer en cualquier parte, hasta en la misma roca y, aún así, mostrarnos todo su esplendor.

LUZ ENTRE REJAS (Javier Alonso Torre)
Los últimos rayos del sol se cuelan entre los troncos y el bosque parece querer atrapar su luz.

OLMO (Jon Maeso)
El olmo, a punto de desaparecer en años anteriores azotado por la enfermedad de la grafiosis, hoy en día exhibe orgulloso su intenso color otoñal.

LAS ARTERIAS DEL BOSQUE (Javier Alonso Torre)
Los ríos y las cascadas son parte del bosque, actuando como arterias de vida, tanto pata plantas como para animales.
AMANITA (Jon Maeso)
Las setas de múltiples tamaños, formas y colores emergen por doquier, tanto del suelo como de los troncos y ramas apresurándose para dispersar millones de esporas antes de que llegue el frío invernal. Una forma de reproducción, de perpetuar la especie. La amanita muscaria es famosa por formar parte de muchos cuentos. A pesar de su toxicidad, es atractiva e interesante.

PALETA DE COLOR (Javier Alonso Torre)
En el otoño, el bosque caducifolio, como si fuera una paleta de pintor, despliega un abanico de matices y colores.

KIRIKIÑO (Jon Maeso)
De los arboles no solamente caen hojas, también frutos como las castañas que servirán de sustento invernal para muchos mamíferos.

TENDIDO (Javier Alonso Torre)
A este árbol caído le invade el musgo dándole un aspecto aterciopelado. A medida de que avance el tiempo infinidad de especies le irán complementando su atuendo vivaz.
LAMIAKO TOKI (Jon Maeso)
Una esbelta cascada junto con un haya vestida de otoño, crean un idílico paisaje en un rincón escondido del Gorbea. Quizás este majestuoso árbol sea un testigo mudo de la existencia de las Lamias.

GIGANTES EN LA NIEBLA (Javier Alonso Torre)
De nuevo el bosque se queda desnudo. Sin hojas, sin nieve, sin luz y aparentemente sin vida, pero después de meses de observación sabemos que no es cierto. Hay más vida de lo que cualquier persona ajena a él pueda imaginar. Pero está latente, y la experiencia nos dice que dentro de unos meses vuelve a emerger de nuevo, en la primavera, bonita estación, símbolo de esperanza.

LATENTES (Javier Alonso Torre)
Hasta entonces muchos árboles resistirán la adversidad del clima que les castiga durante meses en las altas cotas de los montes como el Aldamín, el más cercano al Gorbea.

OCULTOS (Javier Alonso Torre)
Otros se ocultaran entre las espesas nieblas como las de las campas de Árraba creando escenas surrealistas.
URBASAKO NEGUA (Jon Maeso)
Y los fotógrafos apasionados no abandonaran su actividad para captar en imágenes su belleza, el dinamismo característico del ciclo estacional, y los secretos que el bosque esconde en su interior. Demostrando así, que es un entorno de gran importancia digno de conservar.

2 comentarios:

Mimia dijo...

Desde el noroeste magníficas fotografias, son una preciosidad que nos recuerdan lo mcho que tenemos que cuidar este planeta. Enhorabuena por el blog.

ZUR dijo...

Enhorabuena por la exposicion, se nota un gran dominio en el arte de la fotogragia al igual que el amor y respeto por la naturaleza y el mundo que nos rodea. Espero con gran impaciencia una nueva exposición para encontrarme con otra grata sorpresa y disfrutar de vuestro trabajo que ayuda a darnos cuenta de lo maravilloso que este mundo en el que vivimos.
Saludos os seguire